Frisos de madera, otra opción de decoración

Los frisos de madera son tablones que se colocan en las paredes de una habitación permitiendo aportar personalidad, calidez y estilo a tu vivienda.

Los frisos de madera son un elemento de doble funcionalidad: por un lado, tienen una función estética, vistiendo las paredes y complementando a la decoración del resto de la estancia. Por otro, una función más práctica. Las paredes son muy susceptibles a sufrir roces,  golpes, manchas, y más cuando hay niños en casa. Por eso, el friso de madera puede proteger las paredes y mantener más limpio el aspecto de la estancia.

frisos de madera

Los frisos de madera son tablones de madera que pueden estar colocados de forma tanto horizontal como vertical. Así mismo, pueden cubrir solo la mitad de la pared o cubrirla por completo. Todo depende del gusto de cada uno.

Por último, otras de las ventajas de los frisos de madera es la calidez y personalidad que aportan. Las paredes por sí solas suenen aportar frialdad. Por eso se decoran con cuadros, estanterías, etc. Sin embargo, si cubrimos parte de ella con frisos de madera conseguimos aportar una calidez extra a la pared.

Los frisos de madera admiten una amplia gama de tipos de madera así como colores. En función de la decoración del resto de la estancia y del estilo que se quiera conseguir, elegiremos un tipo y color de madera u otro.

Si quieres conseguir más información sobre cómo vestir tus paredes con frisos de madera, JD7 está encantado de ayudarte. Escríbenos a info@jd7group.com o llámanos la 918058854.

Deja un comentario